Cosas que se me pasan por la cabeza...

18. nov., 2021

 Os dejo este microrrelato.....¡Espero que os guste!

 La elevó en el aire unos veinte metros, jugueteó treinta segundos con su cuerpo y después la dejó caer con indiferencia. La vaca, atraída por la gravedad, impactó contra el techo del Land Rover con violencia . Desde el último escalón del refugio, James observaba como el animal, totalmente destrozado, vomitaba su último aliento entre estériles mugidos.

   - Pobrecilla.

   Las ráfagas de viento menguaron entonces con brusquedad. El embudo del tornado abandonaba por fin sus tierras, dejando la granja convertida en una auténtica zona de guerra. James se persignó y descendió por los desgastados escalones de cemento. Tras aclimatar su visión a la oscuridad, se le acercó con parsimonia.

   - Lo siento, cariño - afirmó mientras le acariciaba el pelo - Es por tu bien.

   Y entonces, sin aspavientos, le desclavó el cuchillo del cuello.

2. nov., 2021

Muchos de nosotros ya tenemos acabado nuestro pequeño sueño. Han sido meses o años de teclas, tazas de café e insomnio acumulado que culminan en un documento de más de 300.000 mil caracteres. Y siento ser yo quien te baje de la nube pero, por si no lo sabes, ese manuscrito no es perfecto. Nuestra intención es siempre mejorar, aprender y limar esos “pequeños” errores que todo primer manuscrito tiene y hacerlo las veces que haga falta, hasta que llegue a convertirse en algo que se parezca a una novela. Bienvenido al tedioso mundo de la corrección.

En primer lugar has de saber que la corrección es un paso tan importante y vital como el de la escritura propiamente dicha. Salvo contadas excepciones, publicar un primer manuscrito sin revisión es tarea casi imposible.

 *ARGUMENTO. Lo primero que debemos preguntarnos es si hemos llevado a cabo el plan original que teníamos en mente. ¿Están correctamente ubicados los giros y los puntos de trama?. Al principio de todo relato tenemos un mapa de la historia en la cabeza pero, ¿hemos conseguido plasmar en palabras nuestra idea original? Si nuestra novela es de género, ¿entra dentro de los patrones clásicos del mismo? La mejor manera de corregir un escrito en el universo literario es hacerse preguntas sobre nuestra obra y llegar a convertirnos en nuestro peor jurado. Sólo así podremos hacer crecer nuestras historias. Pero cuidado con pasar de revisar a volverte loco con las faltas porque tampoco se trata de eso. Siempre hay un momento en que debes dejar libres tus historias.

 *PERSONAJES.

Absolutamente ligados a las tramas, al final, son seres con entidad propia que deben vivir, evolucionar y brillar al margen de los puntos de giro y demás piruetas técnicas. Lo primero a comprobar es si han evolucionado. Los personajes han de crecer, sufrir, llorar, cambiar, amar, odiar, ser felices y vivir la más absoluta de las miserias. No hay nada peor en una historia que un grupo de protagonistas planos e insulsos y, lo peor, predecibles. Deben explicarse de manera adecuada a su situación, educación, personalidad y estatus social. Un personaje tiene que atrapar.  

 *ORTOTIPOGRAFÍA. Siendo el más clásico es, a la vez, el más tedioso. Tildes, ortografía, guiones y repeticiones han de ser cazados y eliminados sin compasión. Es una de los puntos en los que puede merecer la pena gastarse unos euros y pagar a un profesional.

 Así que ya lo sabes, ponte a escribir pero luego, cuando acabes, comienza a corregir. Cómo decía un famoso escritor “Escribir es algo maravilloso; lo duro es tener luego que arreglar la mierda que hemos escrito”

20. oct., 2021

Seguro que más de una vez has pensado en escribir una novela. Tienes un excelente argumento, la trama e incluso algunos personajes. Incluso le has puesto nombre al protagonista. Entonces te asalta la gran pregunta: ¿por donde empiezo?. He aquí una breve guía:

-Cimientos. El plan maestro o la guía donde esta descrita tu novela. Aunque sólo sean unos esbozos escritos en unas líneas, definirán bien que quieres conseguir y hacía donde lo quieres llevar. Básico.

-Ladrillos. Una vez que tienes la base, ha llegado el momento de poner ladrillos. No puedes hacerlo de cualquier manera ni de forma aleatoria. Hay multitud de sistemas pero a mi, por ejemplo, me resultó muy útil un plano en un folio A3. Has de colocar las secuencias por escenas, engarzando la trama principal con la secundaria. Es, en mi humilde opinión, la parte más crítica del proceso. 

-Cemento. Serían los personajes. Su función es unir la historia y darle vida. Si los personajes son inconsistentes, el edificio no aguantará y se vendrá abajo. Al igual que tu novela. Dedica tiempo a perfilarlos. Incluso puedes hacer fichas sobre ellos.

-Fecha de entrega. Poniéndote una fecha de fin, te marcarás plazos y objetivos. Un consejo: Sé realista. Ponerte un plazo demasiado corto hará que te agobies y abandones mientras que uno demasiado extenso puede hacer que se te olvide. Constancia y perseverancia. No hay más.

-Decoración. Has llegado a terminar de escribir tu novela. Piensas en que lo has conseguido y ves que....no es así. Cuando un edificio esta acabado es frío, inhóspito y poco amigable. Necesitamos algún tiempo de pulido y perfeccionamiento. Pintar las paredes, poner las cortinas, colgar algún cuadro....mimar hasta el último detalle. O en este caso, hasta la última tilde.Revisar, revisar y revisar.

 Escribir una novela no es nada fácil. Es una tarea ardua y compleja pero no imposible. Todo es cuestión de proponertelo y esforzarte al máximo. Si no, fíjate en mi. Un saludo, amigos. 

3. oct., 2021

Que Ernest Hemingway fue un adelantado a su tiempo es algo que no descubriremos hoy. Considerado uno de los padres de la evolución de la novela actual, su particular estilo y forma de escribir planteo nuevos caminos a futuros escritores. Y todo ello se resume, entre otras características, en una simple pero efectiva teoría del iceberg.

 Gran parte de las historias del genial escritor parecían, a primera vista, nímias y superfluas. Este conseguía, al igual que los icebergs, mostrar sólo una pequeña parte de sus historias (lo que flota) dejando a la interpretación y a la lectura gran parte de sus historias (lo que está sumergido). Para ello, debemos conocer y dominar todos los puntos de la historia de nuestros relatos, se lleguen a plasmar en palabras o no. 

Si queremos hablar de la muerte, por ejemplo, nos podríamos centrar en el viaje de regreso a su hogar que realiza un hombre para enterrar a su padre, recientemente fallecido, y con él que no tenía buena relación. A traves de esa pelea interna que sufre el protagonista y de la evaluación de sentimientos encontrados, el tema de la muerte será tratado y evaluado sin que llegue, probablemente, ni tan siquiera a ser nombrado.

Uno de sus biógrafos, Carlos Baker, dice que el escritor aprendió “cómo sacar el máximo provecho de lo menor, cómo podar el lenguaje y evitar movimiento residual, cómo multiplicar la intensidad y la forma de decirle nada más que la verdad de una manera que permite para contar más de la verdad”.

Hemingway, un genio que nos descubrió que, en muchas ocasiones, menos es más. 

5. sep., 2021

Agatha Christie

Agatha Mary Clarissa Miller ,(Torquay, 1890- Wallingford 1976), más conocida como Agatha Christie, fue una escritora británica especializada en el género negro y policial. Una de las autoras más reconocidas a nivel internacional, publicó 66 novelas policiales, seis novelas rosas y 14 historias cortas bajo el seudónimo Mary Westmacott. Incluso se llegó a atrever con el teatro con obras como La ratonera y Testigo de cargo. Una de las grandes plumas de la literatura universal y del género negro en particular.


Diez negritos

Ocho personas —el juez Lawrence Wargrave, la institutriz Vera Claythorne, el aventurero Philip Lombard, el general retirado John MacArthur, la solterona Emily Brent, el play boy Anthony Marston, el doctor Edward Armstrong y el detective privado y expolicía William Blove— reciben una invitación para pasar unas vacaciones en la Isla del Negro (inspirada en la isla Burgh). Esta isla se encuentra en la costa inglesa, en la región de Devon. La invitación es sumamente atractiva, ya que se trata de una pequeña isla en la que solo existe una hermosa y gran mansión que fue construida por un millonario norteamericano, quien luego la vendió y nadie sabe hoy quién es el nuevo dueño. A cada uno de los invitados les llega la invitación por carta, firmada por una persona que dice haberlos conocido en el pasado en una situación que para todos es familiar aunque no recuerdan bien a la persona en cuestión. Sin embargo, todos aceptan gustosos la invitación, ya que la persona que los invita describe detalladamente el lugar y las circunstancias en que los conoció. También porque en la nota aparece como una persona muy afectuosa y amable, y además, por lo irresistible que resulta el pasar unas vacaciones en una mansión tan lujosa situada en un lugar tan hermoso.

Esta novela es, para muchos, uno de los santos griales del género. Con personajes profundos y con múltiples caras, Christie va tejiendo una madeja tan difícil de desentrañar que luego sorprende por su simpleza. Una obra de arte.