Cosas que se me pasan por la cabeza...

5. sep., 2021

Agatha Christie

Agatha Mary Clarissa Miller ,(Torquay, 1890- Wallingford 1976), más conocida como Agatha Christie, fue una escritora británica especializada en el género negro y policial. Una de las autoras más reconocidas a nivel internacional, publicó 66 novelas policiales, seis novelas rosas y 14 historias cortas bajo el seudónimo Mary Westmacott. Incluso se llegó a atrever con el teatro con obras como La ratonera y Testigo de cargo. Una de las grandes plumas de la literatura universal y del género negro en particular.


Diez negritos

Ocho personas —el juez Lawrence Wargrave, la institutriz Vera Claythorne, el aventurero Philip Lombard, el general retirado John MacArthur, la solterona Emily Brent, el play boy Anthony Marston, el doctor Edward Armstrong y el detective privado y expolicía William Blove— reciben una invitación para pasar unas vacaciones en la Isla del Negro (inspirada en la isla Burgh). Esta isla se encuentra en la costa inglesa, en la región de Devon. La invitación es sumamente atractiva, ya que se trata de una pequeña isla en la que solo existe una hermosa y gran mansión que fue construida por un millonario norteamericano, quien luego la vendió y nadie sabe hoy quién es el nuevo dueño. A cada uno de los invitados les llega la invitación por carta, firmada por una persona que dice haberlos conocido en el pasado en una situación que para todos es familiar aunque no recuerdan bien a la persona en cuestión. Sin embargo, todos aceptan gustosos la invitación, ya que la persona que los invita describe detalladamente el lugar y las circunstancias en que los conoció. También porque en la nota aparece como una persona muy afectuosa y amable, y además, por lo irresistible que resulta el pasar unas vacaciones en una mansión tan lujosa situada en un lugar tan hermoso.

Esta novela es, para muchos, uno de los santos griales del género. Con personajes profundos y con múltiples caras, Christie va tejiendo una madeja tan difícil de desentrañar que luego sorprende por su simpleza. Una obra de arte.

15. jul., 2021

Estás sentado delante de tu ordenador, con tu música preferida de fondo. Tienes un buen PC, una buena idea, has hecho varios cursos de escritura creativa y te has comprado lo último en software para corregir textos y hacer una buena edición editorial pero, ¿es esto suficiente para llegar a escribir bien?

Conseguir llevar a cabo una escritura de calidad y nivel es siempre una de las obsesiones que atormentan a cualquier escritor. Dejando al margen la cuestión de gustos por un determinado estilo literario, conseguir escritos de una buena calidad debería ser el principio por el que se guiase cualquier escritor, desde el más amateur que escribe su primera novela al consagrado que encadena best-sellers uno detrás de otro. He aquí una serie de pautas, conductas y consejos que te ayudarán en este cometido:

-Olvídate de ser el mejor. En el fondo de su pluma, cualquier escritor se obsesiona en mayor o menor medida por ser el escritor más reconocido en su género. Esta presión mental limita al máximo tu creatividad y te consume la mayor parte de tus energias. Conformate con escribir bien.

-Tú eres el responsable de lo escribes. No debemos dar a nadie el poder de influir en nuestra escritura. Tus tramas, tus giros y tus personajes son tuyos y no de tu amigo, tu editor o tu corrector. No cambies tus escritos, al menos en la esencia, porque a otro no le guste. Si no le gusta, que escriba él mismo su propia novela. Uno debe estar dispuesto a admitir determinados cambios en la historia pero no en la esencia. No te vendas.

-No te autodestruyas. Este consejo va orientado a aquella gente que se cree peor escritor que nadie. Al igual que el primer consejo, los extremos no son válidos. Ni eres el mejor ni eres el peor. Sólo eres tú. Encontrarás gente a la que le encantes y otros que te odien. Disfruta de ambos lados de moneda. No te martirices ante la crítica negativa.

-Renuncia al miedo a exponerte. Como ya dejamos reflejado en esta entrada del blog, http://franciscomerchan.blogspot.com.es/2015/09/dramas-de-escritor-el-miedo-ser-leido.html , exponerse a los lectores puede llegar a ser aterrador. Siempre habrá buenas y malas críticas. Lee con calma las malas para aprender y no te hinches el ego con las buenas. No hay nada más placentero como la crítica positiva de un lector que te confirma haber pasado un buen rato con tu libro.

-Abandona el pasado y las excusas. Estar siempre pensando en porqué no empezastes antes con una novela, el porqué tardaste tanto en acabar aquel texto o cosas por el estilo no te harán ningún bien. Deja atrás los probelmas y empieza a pensar en positivo. No te puedes tirar media vida lamentándote. 

 Escribir es un proceso complejo y que requiere, además de cierto talento, muchas dosis de pasión, esfuerzo y trabajo. Si no conseguimos disfrutar con ello, puede llegar a convertirse en una auténtica tortura. Suelta amarras, arroja el lastre por la borda y empieza a disfrutar de la pasión de escribir, seas un aprendiz de juntaletras o el mismísimo Jhon Grishman. ¡A disfrutar!

5. jul., 2021

El termino "Bookcrossing" se emplea para definir la práctica de dejar libros en lugares públicos para que los recojan otros lectores, que después harán lo mismo con ellos una vez leídos. Sería algo así como "liberar" libros de sus estanterías y dejarlos en manos de toda la humanidad. La idea surgió en 2001 de manos del norteamericano Ron Hornbaker. Después de ver una web que registraba y vigilaba el viaje de los billetes de cincuenta dolares de curso legal a lo largo del país decidió hacer lo mismo con los libros. Desde su puesta en marcha, el movimiento ha ganado más de 750.000 seguidores en todo el mundo y más de 5 millones de libros han sido registrados. Cuando alguien encuentra un libro registrado puede entrar en su web e introducir su BCID (número de identificación de Bookcrossing). Este le dirá el viaje que ha realizado el libro y le permitirá registrar el lugar donde es de nuevo liberado, además de algunos comentarios.

   Los usuarios se registran en su página principal y acceden además a todo un variado tipo de intercambios de libros: cadenas donde un libro deseado va pasando de una persona a otra, círculos de intercambio donde sus participantes se cambian libros entre si o donaciones anónimas donde un usuario regala un libro determinado a otro usuario que lo solicita.

   En España el movimiento es relativamente nuevo aunque llevan celebrando una convención anual desde 2004 en distintas ciudades de nuestra geografía.

   Y tu, ¿Qué piensas de este movimiento? ¿Te gustaría dejar libre a tus libros?

 

Bookcrossing internacional

http://www.bookcrossing.com/

Bookcrossing España

http://www.bookcrossing-spain.com/

6. jun., 2021

Henning Mankell

Escritor y dramaturgo sueco (1948-2015). Fue reconocido internacionalmente por su serie de novela negra sobre el inspector de policía Wallander, un personaje repleto de humanidad y de sensibilidad cotidiana.

Mankell creció en localidades del interior de Suecia, dentro de una vida tranquila.

A los dieciséis años abandonó la escuela para enrolarse en un barco mercante y posteriormente vivió en París, donde trabajó en un taller de instrumentos musicales. A los diecinueve años, de vuelta a Suecia, empezó a colaborar con el Riksteatern (Teatro nacional sueco) en Estocolmo, donde inicialmente comenzó como actor y en 1968 escribió su primera obra de carácter satírico llamada, Feria popular que llegó a tener cien representaciones. En los años siguientes colaboró ​​con varios teatros en Suecia.

Al final de su vida residía entre Suecia y Mozambique, donde pasaba la mitad del año y dirigía el Teatro Nacional Avenida de Maputo. Estaba casado con Eva Bergman, hija del cineasta

Como otros grandes autores, Mankell siempre tuvo en mente la idea de utilizar la novela negra para abordar críticamente los retos de la sociedad actual”.

Asesinos sin rostro

Es la primera novela de la serie del inspector Wallander y fue publicada por primera vez en el año 1991. En este histórico primer encuentro con sus lectores, el inspector Wallander debe resolver un caso casi tan complicado como su vida personal. Mientras procura desenmascarar a los despiadados asesinos de una anciana que ha muerto con la palabra “extranjero” en la boca antes de que los prejuicios raciales latentes en la comunidad desaten una ola de violencia vengadora, Wallander debe enfrentar el abandono de su esposa, la hostilidad de su hija, la demencia senil de su padre y hasta su propio deterioro físico a causa del exceso de alcohol, comida barata y la falta de sueño.

Una joya de un maestro del genero que sin duda todos los amantes de la novela negra apreciaran en su justa medida.

19. may., 2021

Quizas sea un relato corto o una novela de mil páginas. Puede que sea por su maldad, por que lo pida la trama o por su evidente perdida de utilidad, en no pocas ocasiones eliminar un personaje de la historia que estas tecleando se hace indispensable. Qué hacer y como hacerlo de manera adecuada es una de las mayores complicaciones que se le presentan a cualquier escritor ya que, hacerlo de manera convincente y pausible es algo extremadamente difícil. Aquí os dejaré unos cuantos consejos sobre como hacerlo sin recurrir al clásico disparo en la cabeza. 

-FOTOGRAFÍA. Cuando un personaje saca una fotografía y la enseña, mostrando sus hijos, su mujer o cualquier recuerdo bonito, esta firmando su sentencia de muerte. Ha implicado emocionalmente al lector y se ha ganado un hueco en su corazón. Su muerte servirá para mantener la tensión o para que los personajes principales justifiquen impunemente sus acciones. Casi nada. 

-CONVERSACIÓN PENDIENTE. Que dos personajes dejen pendiente una conversación importante sobre la trama permite, aunque de manera sútil, eliminar un personaje. Partiendo a un viaje, escondiendose de unos perseguidores o porque se marcha a la guerra, ese personaje puede morir o no, dejando las cuestiones a tratar en el aire y convirtiendo la resolución de las mismas en parte de la trama. Cómo se resuelva ese reencuentro luego es cosa tuya. Eso si, estás totalmente obligado a que lo haga.

-JUBILACIÓN. Parece que los escritores odian que alguien cobre una pensión y tenga un retiro dorado. Basta que un policía se retire en su último día, que regrese a casa con su familia o que vaya a dar la vuelta al mundo en barco. Su suerte esta más que firmada.

-SACRIFICIO. Todo personaje con tintes heróicos tiene su posibilidad de desaparecer haciendo un sacrificio por la humanidad. Implicarás al lector y darás carta blanca al resto de protagonistas. Ha de ser un personaje principal y tener ciertos tintes filantrópicos para que sea creíble. El mártir por amor también es pausible aunque mucho menos común. Cuidado como tratas el asunto. 

Escribir personajes creíbles, realistas y evolutivos es una de las tareas más difíciles que existen. Y provocar su desaparición es algo doloroso para cualquier escritor pero, al fin y al cabo, si contigo vieron la luz, contigo deben hundirse en las sombras. Y hacerlo de manera interesante y atrayente es parte fundamental de tu misión. ¡Buena suerte, compañero!