Cosas que se me pasan por la cabeza...

24. may., 2020

Todos los lectores en mayor o menor medida nos hemos dejado influenciar en un determinado momento por la reseña de un libro, bien sea al comprarlo o antes de leerlo. Una reseña es, por definición, "un artículo o escrito breve, generalmente de una publicación, en que se describe de forma sucinta una noticia,un trabajo literario o científico". Es por ello que la idea de ver la reseña como el simple resumen de un libro es algo vaga. Una buena reseña busca, entre otras cosas, presentar una discusión crítica del libro. Debemos sustentar nuestra opinión de manera contundente y con sólidos argumentos. He aquí algunas ideas que te pueden ayudar en dicha tarea:
*Lee el libro y toma notas. Si es posible, lee el libro varias veces, ya que una lectura repetida conduce al lector a ver aspectos de la historia, del escenario y de los personajes en una forma distinta o nueva. Para ello, documenta tus notas aunque sea de manera desordenada. Ya tendrás tiempo de organizar. 
*Busca el tema principal del libroEl tema puede ser desde una lección o un mensaje general que el lector percibe hasta ideas fundamentales y con frecuencia universales. Puede ser único o una mezcla de varios. 
*Estilo y autor. Has de valorar si el estilo del autor va adaptado a la audiencia diana prevista para el libro. Es cómo si, en un novela de género policial, nuestro lenguaje fuera limpio, luminoso y dulce. Nos tirarían de cabeza al foso de los leones. 
*Recursos literarios. Si el libro es una obra de ficción, piensa sobre cómo la estructura argumental se desarrolla en la historia. Toma notas de los personajes, el argumento, el escenario, los símbolos, la atmósfera o el tono y de cómo se relacionan al tema general del libro.
*Único y medida del éxito. ¿Añade información nueva a un género? El autor puede tratar de desafiar o  expandir las reglas y las normas existentes de un género. Considera cómo lo hace el libro y cómo puede afectar a la recepción del libro por la audiencia prevista. ¿El autor tuvo éxito al llevar a cabo el propósito general del libro? ¿Te sentiste satisfecho con el final? ¿Recomendarías el libro a otros?

Todos estos consejos son sólo meras aproximaciones a una buena reseña. No olvides que no hay varitas mágicas ni trucos de presdigitador que consigan que tus reseñas encandilen a todos ya que, como cualquier otra obra, una reseña es personal e intransferible por lo que siempre encontrará, cómo el propio libro, sus defensores y detractores. Saludos, amigos.

16. may., 2020

 Para que un libro tenga posibilidades de ser vendible necesita, entre otras muchas cosas, ser visible. Tu novela puede tener una historia apasionante, unos personajes esféricos y profundos, una portada espectacular y una prosa ágil e intensa pero si no lo das a conocer, no pasará del salón de estar de la casa de tu madre y de tu vecina. Dar visibilidad a un libro es, con casi total seguridad, la tarea más árdua y difícil a la que se ha de enfrentar el escritor novel.
 Una de las formas más eficaces de darle publicidad a tu historia es conseguir que tu novela sea reseñada en un blog literario. Hay miles y son de todo tipo de temáticas, estilos, géneros y tamaño.    Desde el pequeño blog de un lector empedernido con sólo una decena de usuarios al de una gran editorial, el abanico es muy extenso. Por eso has de escoger bien seleccionando aquellos que se acerquen a tu estilo literario y donde su público se convertirá en tu población diana perfecta. Para conseguir una reseña de un blog literario has de tener en cuenta varias cosas:
*Las reseñas son voluntarias. La inmensa mayoria de los blogs literarios son de personas apasionadas por la lectura. No cobran nada y tampoco te aseguran nada. Hay webs que te ofrecen, de pago, el servicio de reseñas. Es una buena opción para conseguir las primeras reseñas y empezar a moverte por el vasto océano de internet. No abuses, no canses y no agobies. 
*Tejer una conexión con el blog antes de publicar el libro. Cuando sabes que la fecha de la publicación de tu novela se acerca, te conviene ir tejiendo una buena red de contactos en blogs literarios. Las personas que crean un blog lo hacen en su mayor parte por amor al arte y demostrar durante semanas o meses interés en su trabajo facilitará enormemente que ellos tengan interés en el tuyo. Así de fácil.
*Respeta. Un blog puede decidir hacer una reseña de tu libro y esa reseña puede ser buena o mala. Respeta en todo momento su trabajo y cuando lleguen las críticas (que lo harán) no caigas en el insulto. Acéptalas, mejora y crece.
*Menos es más. No intentes llegar a mil blogs en una semana. Como casi todo, esto es un trabajo de hormigas y no de gacelas. Conecta con uno o dos blogs al día. Evita el copia y pega en los mensajes, establece una conexión. Hablales de manera directa. Que sepan que ese mensaje es solo para ellos. Es posible que lean después tu libro con mucho más cariño.
*Cautiva.  Vendete. Convénceles de porque tienen que gastar tiempo en leer tu novela. Dales algunas pinceladas y déjalos con ganas de más. Hazles la vida fácil y ofréceles gratis el pdf de tu novela o incluso mándales un ejemplar. Todo depende de tus posibilidades económicas pero piensa en todo esto como una inversión.

Conseguir reseñas para tu libro es una de las formas más eficaces de publicidad. Cuando mayor es el prestigio del blog, mayor será su impacto. Hay decenas de escritores que gracias a algunas buenas reseñas combinado con un buen manejo de las redes sociales han conseguido unos espectaculares números de ventas. Así que ya sabes, a trabajar y a buscar reseñadores. Un saludo compañeros

6. may., 2020

Algunos de nosotros llegamos a conseguir acabar nuestro pequeño sueño. Han sido meses o años de teclas, tazas de café e insomnio acumulado que culminan en un documento de más de 300.000 mil caracteres. Quieres lanzarlo al mudo pero, no esta listo. Y es que, sintiéndo mucho ser quien te baje de la nube, tengo algo que confirmarte: el manuscrito no es perfecto. Por eso, nuestra primera intención tras acabar debe ser siempre pulir y limar esos “pequeños” errores que todo primer manuscrito tiene y hacerlo además las veces que haga falta, hasta que llegue a convertirse en algo que se parezca a una novela. Bienvenido al tedioso mundo de la corrección.

En primer lugar has de saber que la corrección es un paso tan importante y vital como el de la escritura propiamente dicha. Salvo contadas excepciones, publicar un primer manuscrito sin revisión es tarea casi imposible.

 *ARGUMENTO. Lo primero que debemos preguntarnos es si hemos llevado a cabo el plan original que teníamos en mente. ¿Están correctamente ubicados los giros y los puntos de trama?. Al principio de todo relato tenemos un mapa de la historia en la cabeza pero, ¿hemos conseguido plasmar en palabras nuestra idea original?. Si nuestra novela es de género, ¿entra dentro de los patrones clásicos del mismo?. La mejor manera de corregir un escrito en el universo literario es hacerse preguntas sobre nuestra obra y llegar a convertirnos en nuestro peor jurado. Sólo así podremos hacer crecer nuestras historias. Pero cuidado con pasar de revisar a volverte loco con las faltas porque tampoco se trata de eso. En el termino medio esta la virtud.

 *PERSONAJES.

Absolutamente ligados a las tramas, al final, son seres con entidad propia que deben vivir, evolucionar y brillar al margen de los puntos de giro y demás piruetas técnicas. Lo primero a comprobar es si han evolucionado. Los personajes han de crecer, sufrir, llorar, cambiar, amar, odiar, ser felices y vivir la más absoluta de las miserias. No hay nada peor en una historia que un grupo de protagonistas planos e insulsos y, lo peor, predecibles. Deben explicarse de manera adecuada a su situación, educación, personalidad y estatus social. Un personaje tiene que atrapar.  

 *ORTOTIPOGRAFÍA. Siendo el más clásico es, a la vez, el más tedioso. Tildes, ortografía, guiones y repeticiones han de ser cazados y eliminados sin compasión. Es una de los puntos en los que puede merecer la pena gastarse unos euros y pagar a un profesional.


 Así que ya lo sabes, ponte a escribir pero luego, cuando acabes, comienza a corregir. Cómo decía un famoso escritor “Escribir es algo maravilloso; lo duro es tener luego que arreglar la mierda que hemos escrito”

27. abr., 2020

Samuel Dashiell Hammett

(Mayo 1894- Enero 1961). Fue escritor de novela negra, cuentos cortos y guiones cinematográficos además de activista político del comunismo. Entre los personajes más recordados que creó se encuentran Sam Spade (el halcón maltés), la pareja de detectives Nick y Nora Charles (el hombre delgado) y el agente de la continental (cosecha roja). También escribió bajo los seudónimos de Peter Collinson, Daghull Hammett, Samuel Dashiell y Mary Jane Hammett.

Corría el año 1930. Con el mundo sumido en la Gran Depresión y el germen del régimen nazi empezando a crecer en Alemania, surgió la que con toda probabilidad es una de las grandes novelas negras de todos los tiempos.

 

El halcón maltés

Una pequeña figura con forma de halcón que la misteriosa Orden de Malta regaló al emperador Carlos V en 1530 ha sido durante más de cuatro siglos origen de robos, conspiraciones, intrigas e asesinatos. Cuando llega a la ciudad de San Francisco, un grupo de delincuentes trata de apoderarse de ella, lo que da lugar a conflictos, asesinatos y pasiones exacerbadas. A ello contribuye el detective Sam Spade mediante el empleo de la violencia más cruda y la creación de situaciones arriesgadas e imprevisibles, aunque siempre esclarecedoras.

 Diversas adaptaciones de la novela fueron llevadas a la pantalla, pero sin duda la mas famosa es la realizada en 1941 por John Huston, y protagonizada por Humphrey Bogart en el papel de Spade.

Un indispensable que todo amante de la novela negra debe haber leído alguna vez.

18. abr., 2020

Por todos es sabido que hay ciertos artistas que son reconocidos mundialmente por un éxito en su carrera para luego desaparecer bajo la capa del tiempo y el olvido. Existen infinidad de casos de cantantes o grupos que han lanzado un sólo "hit" o actores que son famosos por un determinado papel en una película, pero que luego no han sabido continuar sus carreras de la misma forma meteórica. Malas elecciones, estilo de vida desenfrenado, falta de talento o una mezcla de todas ellas han sido la causa de la aparición de más de una estrella quizás demasiado fugaz. 

  La gran pregunta que nos viene a la mente es, ¿sucede lo mismo con los escritores? Por supuesto que sí. Cómo en cualquier disciplina artística, siempre han existido escritores que han sido y son reconocidos por una única obra. Algunos de los ejemplos más reconocidos serían:

  - Nelle Harper Lee. Nacida en Alabama (EEUU) en 1926 esta autora escribió la famosa novela "Matar a un ruiseñor" que, en 1960, le valió el premio Pulitzer. La novela, con tintes autobiográficos, es un canto contra la esclavitud, las diferencias raciales, la injusticia y el racismo. La escritora, tremendamente reservada, vive en su casa de Monroeville sin conceder entrevistas. Estos días ha sido noticia porque su editor y una de sus hijas han encontrado una novela de la escritora sin publicar que sería además la continuación de su best-seller. Está en proceso de edición.

  - J.D. Salinger. Nacido en Nueva York en 1919, el escritor norteamericano murió en 2010. Salinger escribió algún relato o ensayo pero se consagró con su obra "El guardián entre el centeno". Escrita en 1951, se hizo popular entre el público juvenil ya que narra en primera persona la historia de un joven adolescente inadaptado y rebelde, captando como ningún otro libro la adolescencia y sus contradicciones. Después de su éxito, Salinger se recluyó en su casa de New Hampshire hasta prácticamente el fin de sus días. Huraño de carácter y poco amigable, su fama de maltratador y mala persona le acompañaron toda su vida así como la leyenda negra de su gran obra. Se cuenta que un número importante de asesinos en serie de EEUU tienen o han tenido cómo escritura de cabecera el libro de Salinger entre los que destaca Lee Harvey Oswald o el asesino de Jhon Lennon.Tiene varias novelas y libros de relatos inéditos no publicables por testamento.

  - Margareth Mitchell. Nacida en Georgia en 1900, falleció tristemente en accidente de tráfico en 1949. Su obra, "Lo que el viento se llevo", ganó el premio Pulitzer ese año y fue llevada poco después al cine con un indudable éxito. Tardó diez años en escribirla y su fuerte carácter, moldeado a base de los duros golpes que le dio la vida, influirían en el personaje femenino de su obra, Scarlett O´Hara. Con parte de los ingresos se dedicó a labores humanitarias y filantrópicas. Meses antes de morir atropellada, había empezado los bocetos de su nueva novela, que no llegó ni a acabar.

  Seguro que nos dejamos algun gran escritor en el tintero pero estos son tres de los casos más llamativos. ¿Sabes alguno más? ¡Cuéntanoslo!