Cosas que se me pasan por la cabeza...

14. jul., 2016

Todos los que nos dedicamos a escribir pequeñas historias soñamos alguna vez con ser publicados. Es una tarea tremendamente difícil donde la competencia es feroz ante un público cada vez más menguante. En este pequeño post vamos a repasar las cosas que debemos hacer para ser publicados y, sobretodo, las que no debemos. Ahí van:

-Editorial. Las grandes firmas editoriales (que manejan casi el 100% del volumen de ventas) reciben más de un millar de propuestas de publicación al año. De estas, sólo unas veinte o treinta consiguen verse en las librerías. El resto son obras de artistas ya publicados y que generan ingresos fijos y fiables. Esto nos da una idea de lo extremadamente raro que es conseguir que una editorial nos publique. Vamos a centrar nuestros esfuerzos en lo que sí podemos cambiar.

- Busca tu lugar. Si a una editorial llegan decenas de manuscritos al día, hagamos bien las cosas. Muchos autores descuidan, por ejemplo, las editoriales a las que remiten sus obras. Si tu novela es de genero negro o policial, busca editoriales afines. No hacerlo es el primer gran error. Tenemos que presentar nuestra obra de manera sintética y sencilla para que al menos un editor la tenga en consideración.

-La presentación y la propuesta editorial. La primera es una toma de contacto sobre el escritor y su obra. Su extensión ha de ser máximo una página y en ella se ha de preguntar al editor si le gustaría participar en la edición de la obra. De hecho, algunos editores recomiendan menos de 250 palabras. Ahorra tiempo, frustraciones y dinero. Sea claro y sencillo, buscando crear una buena primera impresión. Elija tipografía legible, 10 o 12, sin adornos, colores o subrayados. No te hagas el gracioso y se profesional, serio y respetuoso. Tampoco cuentes nada de tus influyentes amigos ni de tus relaciones. A nadie le importan. Nunca envíe un manuscrito a una editorial. Denota falta de conocimiento y no son los procedimientos habituales para funcionar hoy día. Una propuesta bien hecha tiene más posibilidades de aceptación que una copia de un manuscrito con una nota que diga:"Léame. Soy la leche". Seamos serios. Después de buscar las editoriales y agentes literarios adecuados, busca el nombre de su editor jefe, su línea editorial, etc... . La información es poder.

 Recuerda, por favor, poner también tus datos personales, horarios de llamada, email, etc. Si tienes suerte y se interesan en tu obra, no tener donde encontrarte es motivo para que borren del planeta.

 Otra cualidad que debes demostrar es tener capacidad de síntesis. Resumir de manera correcta tu novela en una frase hablará bien de ti y de tu obra. Olvídate de los inicios " Estimado agente", "Ilustrísimo señor" o "Querida señora". Son cargantes así cómo escribir en papel de calidad especial o con aromas. Parece que quieres vender humo. Primero envía la presentación y ten preparada la propuesta editorial. Así, si te la piden, la podrás enviar enseguida.

La carta de presentación debe contener: destinatario, breve presentación cómo escritor, un párrafo que describa el argumento, público al que está dirigido, estimación del mercado (número en ventas de novela negra, por ejemplo), información sobre la futura promoción del libro (escribir en blogs, diarios, revistas, perfiles de twitter, etc...), datos personales y correo electrónico.

-La propuesta editorial. Ha de constar de autor, título del libro, sinopsis general del libro (dos o tres páginas) donde destriparemos totalmente la trama del libro, uno o dos capítulos (menos de 15 páginas), información relevante sobre usted y su obra (si ya ha publicado), libros comparables (mostrando que conoce el mercado y explicando porqué su libro es diferente), información de mercado (una página) e información útil para la promoción (blogs, perfiles redes sociales, grupos diana, etc...).

Cómo último consejo cabe reseñar uno muy importante: no ha de mentir ya que si lo hace nadie tomará en serio su propuesta aunque sea excelente.

Espero que os guste la entrada y sobretodo os sea útil. Así que ¡a por ellos!.

21. may., 2016

 Muchos autores ni siquiera quieren oír hablar de él. Llega silencioso y, además, en los momentos más inoportunos. Pero existen muchas opiniones. Hay quienes defienden que el bloqueo de escritor es poco más o menos que un mito, un espejo donde algunos esconden la pereza, su falta de talento y la poca convicción que tienen en sus posibilidades. Por otra parte, una buena parte de la comunidad de las letras afirma sufrir y haber sufrido el temido mal en algún momento de su carrera. ¿Existe de verdad dicho bloqueo? ¿Qué podemos hacer si lo sufrimos?. En caso de padecerlo aquí tenéis varias ideas para que desaparezca por completo.

  - "Write Storming". Escribir de manera directa, sin pararse a pensar en morfología, sintaxis o demás parafernalia. En unos minutos, tu cerebro bullirá como una vaporera.

  - Vuelve sobre tus pasos. Igual que en una batalla, reorganiza tus tropas (ideas), traza de nuevo el plan (guión) y no olvides el objetivo de tu guerra (que quieres de tu obra).

  - Deja huecos. En el esqueleto de tu obra habrá partes más difíciles de rellenar que otras. No tengas problemas en dejar huecos para completarlos después. Te será más fácil.

  -  Cambia. Escribe otra cosa como un relato corto, un blog o un microrelato. Deja esa novela aparcada en segundo plano y tu mente se oxigenará, haciendo que las ideas vuelvan a fluir.

  - Relájate. Sal a pasear, date un baño, échate una siesta o ve un rato la televisión. Despeja tu mundo.

  - Consulta con tu hijo. Los niños tienen una mente muy libre y con pocas restricciones. A veces si le preguntas por donde seguir te darán ideas disparatadas y poco realistas aunque también te podrán dar una idea para un giro genial.

  - Permítete escribir basura. A veces la mejor forma de relajarte es escribir durante un rato la basura que te ronda por la cabeza. El botón de borrar de tu teclado esta ahí por algo, no te preocupes.

Hay muchos consejos más pero estos son algunos que me han venido bien y que he puesto en práctica desde que junto letras "Palabra a Palabra".

 

27. mar., 2016

Escribir una novela se antoja una tarea ardua y difícil. Con estos siete pasos te demostraré que es posible siempre que te esfuerces lo suficiente. Y además podrás hacerlo en un año. Aquí los tienes:

 I - Preparación. Al igual que cualquier otro trabajo, el oficio de escribir historias requiere preparación. Internet es una gran herramienta de la que disponemos hoy día para ello. Hay multitud de cursos, post y blogs (cómo este) dedicados a los libros y a cómo escribirlos. También existen algunas obras imprescindibles para un escritor novel. "La página escrita" de Jordi Sierra i Fabra o "Cómo se escribe" de María Teresa Sedafini, son claros ejemplos. Prepárate. Duración: Un mes.

 II - La historia. El eje de tu libro. Qué quieres y cómo contarlo. Sin una buena historia, el resto será basura. Piensa desde el punto de vista que quieres contar las cosas. Duración: Un mes.

III - El esqueleto. Elabora un esquema previo, añadiéndole todas las subtramas que quieras. Escoge cuando aparecen y desaparecen personajes y su influencia. Piensa en los giros de la trama y cómo deben ser. Refléjalo todo y no escatimes en detalles. Siempre estas a tiempo de podar el árbol. Duración: Dos meses.

 IV - Primer borrador.  Apoyándote en el esqueleto, empieza a escribir tu historia. Es esta la fase más bohemia, donde debes dejar que la historia fluya desde tu cabeza. Si has de cambiar elementos de tu esqueleto hazlo, pero se consecuente con el resto de la historia. Deja las faltas de ortografía y expresión. Ya habrá tiempo de arreglar eso después. Establece rutinas y márcate metas (un número de páginas por día, por ejemplo). Duración: Cuatro meses. 

 V - Corrige. Tendrás que leer y releer haciendo muchas correcciones. Yo tengo el siguiente método. Una primera corrección de tildes y fallos ortográficos. Un segunda lectura, en la que intento corregir que cada párrafo este bien escrito y sea bueno. Luego, hago una tercera lectura en la que vigilo que no haya errores argumentales o espacio-temporales. La última lectura es la que hago después de todas las anteriores para limar todo lo que se haya escapado de los anteriores procesos. Existen servicios profesionales que se dedican a este trabajo pero su coste no es barato. Te ahorra tiempo y esfuerzo. Duración: Un mes.

 VI -  Opiniones. Pide opiniones a tu entorno y pásales tu novela. Luego pídeles que te expresen sus puntos fuertes y su opinión sobre personajes, lugar, historia, trama y otros aspectos. También existen grupos de editores que te harán este trabajo. Cuidado, muchos sólo quieren sacarte el dinero y que autopubliques. Duración: Un mes.

 VII - Corrige, corrige y corrige. Una vez que has identificado los problemas, arréglalos. No se trata de reescribir tu obra sino de mejorarla y pulirla. Casi ningún escritor ha sido capaz de escribir una gran novela a las primeras de cambio. Mejora tu escrito hasta que estés orgulloso de él. Consejo: tampoco has de volverte loco. Esta fase debe tener principio y fin. Hay muchos escritores que pulen tanto su obra que la esencia de esta acaba desapareciendo. Duración: Dos meses.

 Este es un método que he recopilado de decenas de post, blogs y libros sobre el arte de escribir y que a mi me ha servido para escribir mi primera novela. ¿Crees que es realista? ¿Te sirve a ti y a tu estilo de escritura? Espero que si y que os haya gustado. Saludos y ¡A escribir!.

1. feb., 2016

Cuando cualquier persona comienza en el oficio de escritor casi siempre se encuentra con los mismos conflictos. Sea un escritor novel o un profesional, los problemas son los mismos. He aquí una serie de consejos que, desde mi punto de vista, son bastante útiles:

  - Ideas. A veces te faltan las ideas para escribir tu historia. Coge un libro o un periódico y móntate en el autobús. Sin destino fijo, escucha a los pasajeros. Obsérvalos, copia mentalmente su descripción. También puedes ir a una cafetería o algún lugar con paso de gente, como un metro o un aeropuerto. Te surgirán miles de ideas. Garantizado. 

  - Nombres. A veces no sabes cómo nombrar a un determinado personaje. Coge una guía telefónica y lee nombres hasta que uno te encaje.

  - En novelas de corte dramático, llega al conflicto con rapidez. Si no lo haces puedes aburrir.

  - Sentidos. Dale al lector algo que le embriague. Usa sus sentidos, dando adjetivos que su mente transforme en información. Pero cuidado, no hay que pasarse.Tampoco hay que ser pesados.

  - Concursos. Son ocasiones especiales para escribir. Te sirven para ponerte a prueba y ver si eres capaz de competir.

  - Crítica. Enseña tu novela a familiares y amigos. Ellos son tus críticos y te ayudan a pulir sus defectos. También es útil unirse a un grupo de escritores que, aunque serán muy duros contigo, te harán crecer.

  - Prográmate. Organiza tu tiempo y programa tu esfuerzo. No escribas diez páginas un día y luego estés media semana sin hacer nada. Y cuando estés cansado, tomate un día libre. Tu creatividad te lo agradecerá. Escribir algo bueno requiere tiempo y cariño.

  - Edición. No edites tu novela mientras la escribes. Al principio sólo escribe sin parar. Deja el difícil momento del pulido para después. Una vez acabada, tomate tu tiempo. Lee y relee una y otra vez. Fija, cambia y vuelve a leer. Hazlo también en voz alta.

  - Búsqueda. Una vez terminada ahora toca publicar. Busca bien el editor. No tiene sentido enviar una novela negra a una editorial de literatura romántica. Selecciona. Y si tu elegido no te quiere, no desesperes. Hay muchos peces en el mar y muchas formas de publicar  (http://franciscomerchan.blogspot.com.es/2015/01/publicar-tu-novela-sueno-o-utopia.html).

  No olvides que estos son sólo algunos consejos. Tu eres el único capaz de escribir tu mejor obra. Sólo tienes que intentarlo. Como dijo W. Shakespeare "No temáis a la grandeza; algunos nacen grandes, algunos logran grandeza, a algunos la grandeza les es impuesta y a otros la grandeza les queda grande".

5. ene., 2016

La novela corta es un género que, por su variabilidad en tamaño, temática y forma, sufre muchas veces el abandono y la exclusión por parte de los escritores de considerarlo un género menor. Nada más allá. Desde mi perspectiva, es un género extraordinariamente complejo y difícil pero, a la vez, muy satisfactorio siempre y cuando esté bien realizado. A continuación os daré un resumen de pautas a tener en cuenta a la hora de escribir una novela corta recopiladas de al menos una decena de artículos y blogs. Son:

  - Género. Antes de empezar a escribir, escoge el tema. Aunque parezca una cosa fácil de entender, hay gente que quiere escribir una novela negra con romance e invasión de marcianos de por medio. Menos es más.

  - Personajes. Crea entre uno y cuatro personajes. Dales vida, historia, personalidad, características físicas, etc.. Ellos solos te hablaran y te ayudaran en la creación.

  - Resumen o esquema. Haz un resumen o esquema de la trama principal. Ve ensartando personajes o tramas secundarias así como variaciones u otras figuras literarias. Luego sólo tendrás que escribir siguiendo el resumen por etapas. Recuerda una cosa: Las historias simples son casi siempre las mejores.

  - Ubicación espacio-temporal. Escoge la fecha y lugar o lugares de tu obra. Busca información y empápate de todos los detalles. Le darán realismo y credibilidad.

  - Tamaño. Se supone que una novela corta ha de tener entre 100 y 150 páginas. Escribe sin prisas y tomate tu tiempo. Si luego ves que te has extendido demasiado vuelve a leer y recorta lo que no aporte. Siempre hay párrafos o incluso páginas que pueden ser eliminados sin problemas.

  - Reposo. Lo más difícil después de acabar. Déjala al menos un mes en un cajón. No seas impaciente. Luego, vuelve a leerla. Seguro que encontrarás muchos defectos que pulir.

 

  Aunque hay muchísimos consejos más estos son, según mi humilde opinión, los más importantes a la hora de intentar escribir una novela corta. Además y como dijo el genial escritor ruso de novelas cortas Antón Chéjov "El arte de escribir es decir mucho con pocas palabras".